• VIVIR
    en obsequio de Jesucristo
    Carmelitas de la Antigua Observancia en Ontinyent (España)
  • MONASTERIO DE LA PURÍSIMA SANGRE DE CRISTO
    desde 1575 hasta Hoy
    Conjunto Monumental (siglos XVI-XVIII)
  • El Carmelo
    Una vida de Oración
    El alma descubre, a través de todas las cosas,
    a Aquel a quien ama y todo la lleva a El.

ORACIÓN

SILENCIO

RECOGIMIENTO

¡TIEMPO PASCUAL!

VIGILIA PASCUAL EN LA NOCHE SANTA

HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO

Muchos escritores han evocado la belleza de las noches, iluminadas por las estrellas. Las noches de la guerra, en cambio, están surcadas por luminosas estelas de muerte. En esta noche, hermanos y hermanas, dejémonos tomar de la mano por las mujeres del Evangelio, para descubrir con ellas la manifestación de la luz de Dios que brilla en las tinieblas del mundo. Esas mujeres, mientras la noche se disipaba y las primeras luces del alba despuntaban sin clamores, se dirigieron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús. Y allí vivieron una experiencia desconcertante: primero descubrieron que la tumba estaba vacía; después vieron dos figuras con vestiduras resplandecientes, que les dijeron que Jesús había resucitado; y rápidamente corrieron a anunciar la noticia a los demás discípulos (cf. Lc 24,1-10). Ven, escuchan, anuncian. Con estas tres acciones entramos también nosotros en la Pascua del Señor…

Más información

Noticias Actualidad

Lee aqui nuestras últimas noticias y actividades

Hace tres años pronuncié mis primeros votos de Castidad, Pobreza y Obediencia en nuestra amada Orden; ahora convencida aún más de que Jesús es mi todo y deseosa de corresponder a su Amor "Viviend...

Leer más

"Venid y lo veréis" 24 Horas para el Señor, en la Iglesia de nuestro Monasterio. Viernes 25 a las 12:00h hasta el Sábado 26 a las 12:00h del mediodía.  Te esperamos......

Leer más

Una vida de Contemplación y Oración

Video resumen de las actividades diarias en el convento.

Sierva de Dios
M. MARÍA CARMEN CRESPO ROIG

Marzo - Mayo 2022.
HOJA Nº 51

Santísima Trinidad: Que infundisteis en vuestra Sierva María Carmen Crespo Roig, un ardiente amor a la Eucaristía, a la Stma. Virgen y a la Iglesia. Que le concedisteis un corazón compasivo a todas las necesidades del prójimo y una inquebrantable fe en la fuerza de la oración. Concedednos por su intercesión el favor que humildemente os suplicamos, y la gracia de su glorificación, si es vuestra voluntad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. – Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Acceder a Listado de Folletos

Reflexiones a la palabra de Dios

Martes, 24 de mayo de 2022

Lecturas:

Hch 16, 22-34.  Pablo le gritó: no te hagas daño que estamos todos aquí.

Sal 137, 1-8.  Señor, tu derecha me salva.

Jn 16, 5-11.  Os conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el Paráclito no vendrá a vosotros.

Pablo y Silas son apaleados y encarcelados por haber expulsado el espíritu de adivinación de una esclava. Sus amos, les denuncian ante las autoridades. En la cárcel también anuncian el Evangelio. Los compañeros de prisión escuchan; el carcelero y su familia, se convierten. Los caminos de Dios no son los nuestros.

El carcelero, asombrado, se hace la “pregunta del millón”: Señores, ¿qué tengo que hacer para salvarme? La respuesta de Pablo y Silas es clara: Cree en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia.

No se trata de creer en unas ideas, sino de creer en una Persona:  Jesucristo. Es decir, en dejar que Jesucristo sea Señor de tu vida; es tener una relación personal con Él. Pero una relación en la que Jesús es el Maestro y tú eres el discípulo.

Y el Señor te invita a que hoy hagas tú la misma pregunta: ¿qué tengo que hacer para salvarme?. ¡Háblalo con Jesús! Invoca al Espíritu Santo para que te ilumine, y háblalo con Jesús.

¿Has puesto toda tu vida bajo el Señorío de Jesucristo? ¿O todavía queda alguna parcela en la que eres tú su señor?

El Evangelio nos habla del Espíritu Santo: testigo de Jesús y acusador del mundo: Y cuando venga, dejará convicto al mundo:

De un pecado, porque no creen en mí. El gran pecado es rechazar la salvación que Dios nos ofrece en Jesucristo.

De una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis. Jesús es la manifestación de la justicia de Dios, de la salvación de Dios.

De una condena, porque el príncipe de este mundo está condenado. El mundo se equivocó al condenar a Jesús, que ahora es el vencedor de la muerte. Y su victoria es la derrota de Satanás, el príncipe de este mundo.

Que en este tiempo de gracia también tú puedas decir con el Salmo: Te doy gracias, Señor, de todo corazón… Señor tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

Pide el Espíritu Santo para que te guíe hasta la verdad plena.

A toda la tierra alcanza su pregón  (cf. Sal 19, 5).

¡Ven Espíritu Santo! 🔥 (cf. Lc 11, 13).

Homilias de D. Jorge Miró

Acceder a reflexiones a la Palabra de Dios