• VIVIR
    en obsequio de Jesucristo
    Carmelitas de la Antigua Observancia en Ontinyent (España)
  • MONASTERIO DE LA PURÍSIMA SANGRE DE CRISTO
    desde 1575 hasta Hoy
    Conjunto Monumental (siglos XVI-XVIII)
  • El Carmelo
    Una vida de Oración
    El alma descubre, a través de todas las cosas,
    a Aquel a quien ama y todo la lleva a El.

ORACIÓN

SILENCIO

RECOGIMIENTO

TIEMPO ORDINARIO ¡Fiesta de la Presentación del Señor!

PAPA FRANCISCO:   Simeón —escribe san Lucas— «esperaba el consuelo de Israel» (Lc 2,25). Subiendo al templo, mientras María y José llevaban a Jesús, acogió al Mesías en sus brazos. Es un hombre ya anciano quien reconoce en el Niño la luz que venía a iluminar a las naciones, que ha esperado con paciencia el cumplimiento de las promesas del Señor.

La paciencia de Simeón. Observemos atentamente la paciencia de Simeón. Durante toda su vida esperó y ejerció la paciencia del corazón. En la oración aprendió que Dios no viene en acontecimientos extraordinarios, sino que realiza su obra en la aparente monotonía de nuestros días, en el ritmo a veces fatigoso de las actividades, en lo pequeño e insignificante que realizamos con tesón y humildad, tratando de hacer su voluntad…

Más información

Noticias Actualidad

Lee aqui nuestras últimas noticias y actividades

Una vida de Contemplación y Oración

Video resumen de las actividades diarias en el convento.

Sierva de Dios
M. MARÍA CARMEN CRESPO ROIG

Diciembre - Febrero (2021-2022)
HOJA Nº 50

Santísima Trinidad: Que infundisteis en vuestra Sierva María Carmen Crespo Roig, un ardiente amor a la Eucaristía, a la Stma. Virgen y a la Iglesia. Que le concedisteis un corazón compasivo a todas las necesidades del prójimo y una inquebrantable fe en la fuerza de la oración. Concedednos por su intercesión el favor que humildemente os suplicamos, y la gracia de su glorificación, si es vuestra voluntad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. – Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Acceder a Listado de Folletos

Reflexiones a la palabra de Dios

Martes, 25 de enero de 2022

Conversión de San Pablo

Lecturas:

Hch 22, 3-16.  El Dios de nuestros padres te ha elegido… para ser testigo ante todas las generaciones.

Sal 116, 1.2.  Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

Mc 16, 15-18.  Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

Celebramos hoy la conversión de San Pablo.

San Pablo, educado a los pies del rabino Gamaliel, era un fariseo celoso de la Ley de Moisés.

Esto fue lo que le llevo a considerar que el cristianismo naciente era una amenaza para la identidad judía y por eso persiguió encarnizadamente a la Iglesia (cf. 1 Co 15, 9).

¿Qué le sucedió a San Pablo en el camino de Damasco, cuando iba a detener a los cristianos? Sucedió que el Resucitado se le presentó como una luz espléndida que le dejó ciego. Ceguera que era signo de su realidad interior: su ceguera respecto de la Verdad, de la Luz que es Cristo.

San Pablo no se convirtió transformado por un pensamiento sino por un acontecimiento, por la presencia irresistible de Jesucristo vivo y resucitado, de la que nunca podrá dudar, pues el encuentro con el Señor fue muy fuerte, tanto que cambió radicalmente su vida.

Jesucristo Resucitado hizo de él un verdadero apóstol, testigo de la Resurrección, con el encargo específico de anunciar el Evangelio a los paganos.

Además, esta luz de Cristo, le hizo ver que, no bastaba con una relación inmediata con el Resucitado, sino que debía entrar en la comunión con el Cuerpo de Cristo, con la Iglesia, debía hacerse bautizar, debía vivir en comunión con los demás Apóstoles (Benedicto XVI).

¿Qué significa esto para para ti?

Esta celebración te invita a pedir el Espíritu Santo, para poder convertirte:

- A vivir la fe, no como una teoría, sino como un encuentro personal con Jesucristo vivo y resucitado.

- A dejar que Jesucristo sea el Señor de tu vida, a dejar que su luz ilumine toda tu vida.

- A vivir el evangelio de la gracia, a vivir en la gratuidad. Todo es don, todo es gracia.

- A vivir la fe en la Iglesia, cuerpo de Cristo.

- A ser testigos de este encuentro anunciando el Evangelio.

A toda la tierra alcanza su pregón (cf. Sal 19, 5).

¡Ven Espíritu Santo! 🔥 (cf. Lc 11, 13).

Homilias de D. Jorge Miró

Acceder a reflexiones a la Palabra de Dios