Miércoles, 8 de septiembre de 2021

Natividad de la Santísima Virgen

Lecturas:

Mi 5,1-4a. El tiempo en que la madre dé a luz.

o Rm 8,28-30. A los que había escogido, Dios los predestinó.

Sal 12. Desbordo de gozo con el Señor.

Mt 1,1-16.18-23. La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo.

Celebramos hoy la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María.

María es una bellísima hija del Espíritu Santo.

María es madre y modelo de la Iglesia, que nos enseña a vivir de la fe, a ser discípulos de Jesús.

María nos ayuda a recordar que toda la vida es vocación, llamada: la iniciativa parte siempre de Dios que te ama, te ha creado porque te ama y está haciendo contigo una historia de amor y de salvación: a los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó.

Y esto es la fe. La fe no es una teoría que se aprende, sino una vida que se disfruta.

Es ir respondiendo cada día a esta llamada de Dios, para hacer su voluntad: Hágase en mí según tu palabra,

Es vivir como criatura, dejando que Dios sea Dios. Tú no eres dios. Tú no de das la vida a ti mismo. Tu vida no te pertenece. Todo es don. Todo es gracia. Para Dios no hay nada imposible.

Tú, como María, lo único que puedes decir es hágase.

Vivir de la fe es dejarse hacer por el Espíritu Santo, que hará en ti una criatura nueva, no según tus planes, sino según el proyecto de Dios.

Vivir de la fe es vivir como hijo, viviendo confiadamente en las manos del Padre.

Es vivir cada día una relación de comunión y de intimidad con el Padre, escuchando y acogiendo confiadamente su Palabra, obedeciendo y viviendo en su voluntad; contemplando la obra que el Espíritu Santo va realizando en ti; disfrutando de su presencia que lo hace todo nuevo: eres templo del Espíritu Santo. Es vivir enamorado de Jesucristo.

Y entonces podrás, como María, cantar el Magnificat, podrás cantar con el salmo: Desbordo de gozo con el Señor.

La fe se vive en la gratuidad y se expresa en la alabanza.

A toda la tierra alcanza su pregón (cf. Sal 19, 5).

¡Ven Espíritu Santo! 🔥 (cf. Lc 11, 13).

Homilias de D. Jorge Miró

Volver a reflexiones a la Palabra de Dios