Martes, 30 de noviembre de 2021

San Andrés, Apóstol

Lecturas:

Rom 10, 9-18.  La fe nace del mensaje, y el mensaje consiste en hablar de Cristo.

Sal 18.  A toda la tierra alcanza su pregón.

Mt 4, 18-22.  Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Celebramos hoy la fiesta de san Andrés, el primero de los Apóstoles en ser llamado a seguir a Jesús.

En el evangelio hemos escuchado esta llamada: Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Ser cristiano no es un moralismo, un mero cumplimiento de normas.Ser cristiano es una vocación, una llamada, una propuesta de amor del Señor que sólo puede realizarse gracias a una respuesta de amor.

Pero, ¿quién puede seguir a Jesús? La primera lectura nos ayuda a descubrirlo: Si tus labios profesan que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás.

Ser discípulo es confesar que Jesús es el Señor, ¡el único Señor! de tu vida, ¡de toda tu vida! Es dejar que Jesucristo entre en todas las “habitaciones” de tu casa. No estamos llamados a ser discípulos a tiempo parcial, ni cuando nos conviene o nos sobra el tiempo: inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

A lo mejor, para poder seguir a Jesús tú también tienes que dejar algunas redes que te impiden caminar detrás del Señor: tu orgullo, tu autosuficiencia, el tener idolatrado tu trabajo, tu…

Pide el don del Espíritu Santo, que te haga ver cuáles son los obstáculos que te impiden dar esta respuesta incondicional al Señor, que no viene a quitarte nada, sino a dártelo todo: ¡nadie te ama como Él!

San Andrés también fue un heraldo del Evangelio. También la Palabra nos anima a ello, a anunciar el Evangelio sin miedo: ¿Cómo van a invocarlo, (a Jesús) si no creen en él?; ¿cómo van a creer, si no oyen hablar de él?; y ¿cómo van a oír sin alguien que proclame?; y ¿cómo van a proclamar si no los envían?. A toda la tierra alcanza su pregón, y hasta los límites del orbe su lenguaje.

A toda la tierra alcanza su pregón (cf. Sal 19, 5).

¡Ven Espíritu Santo! 🔥 (cf. Lc 11, 13).

Homilias de D. Jorge Miró

Volver a reflexiones a la Palabra de Dios